Las crónicas, las entrevistas, las noticias, todo contado por nuestra Nonita! En esta edición 2012 La Nona siguió y persiguió a su autor preferido: Daniel Moyano.

lunes, 22 de octubre de 2012

LA ADMIRACIÓN POR MOYANO


Por Macarena Magnano

   En el corazón de la Feria del Libro de Córdoba, pleno patio del Cabildo, una noche hermosa bajo las estrellas y de por medio, una escena musical y teatral, recordando a Daniel Moyano y su novela “Tres golpes de timbal”. Atravesada entre experiencias únicas vividas del autor. Los años de infancia en Córdoba, el exilio a La Rioja. El nacimiento en Buenos Aires y la muerte en Madrid, un repaso por la biografía y una muestra de que todo sigue vivo. Un conjunto de motivos para que el homenaje monte y resulte una performance de primer nivel artístico.
El principal montaje detallando, tal como el proceso de escritura de la obra, los primeros medios, máquinas, correcciones, computadoras, acotaciones utilizados por Moyano. La correspondencia con editores y las primeras ediciones, la esencia misma del trabajo, fotografías con vida propia y la referencia más cercana de sus familiares. Amigos, tíos, hijos y hermanos, diferentes nacionalidades y edades, cada uno citando las obras en un profundo sentimiento hacia el escritor. Emoción y fiesta describen el momento.

  
Actores, artistas plásticos, y una orquesta de violines y guitarras dando el plus de belleza y armonía. La música del momento con marionetas al compás con los mismos instrumentos acompañaba cada instante recordado de la vida, cada momento de escritura, toda la vida y obra de Daniel Moyano. Cada detalle hizo de la ambientación, un escenario magnífico. Su reflejo fueron sonrisas y lágrimas de cada fanático, cercano al escritor o quizás, de un simple visitante, turista pasó por allí. La magnitud del cuadro, como así cada trazo de pintura de Marcelo Carpita asombraba a cada espectador que miraba. Una obra inimaginable, un talento digno de ser visto.
Más que un recuerdo a Daniel Moyano y su obra, una demostración de que su vida fue algo más que la literatura. Un homenaje que muy pocos reciben y una dedicatoria a base de aplausos. Una fiesta emocionante e imperdible. Sin desperdicios. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada